#PanamáPapers: Un escándalo mundial que afecta a la Argentina y al gobierno de Macri

292

En la noche del domingo estalló un escándalo que es tapa de los diarios de todo el planeta y que tiene nombre y hasta hashtag: #PanamáPapers. La investigación, que hoy golpea a 200.000 empresas y afecta a líderes mundiales, deportistas, personalidades de Hollywood y personajes de todo tipo, comenzó hace un año cuando se produjo una filtración de información proveniente desde el estudio jurídico panameño Mossack Fonseca. Dicho buffet se especializa en la constitución de sociedades “offshore”, las cuales permiten a sus integrantes evadir las leyes fiscales de sus países de origen y gozar los beneficios de la laxitud impositiva de naciones como Bahamas, Islas Marshall o la propia Panamá, por citar algunos casos más conocidos. En general, la particularidad de todos los denominados “paraísos fiscales” es que en la práctica suelen ser verdaderas colonias de Inglaterra o los Estados Unidos, aunque profundizar este punto merecería un artículo aparte, puesto que escapa al eje de la presente nota.

Continuando con los hechos, la filtración de información llegó al diario alemán Süddeutsche Zeitung, que tuvo el tino de observar que se encontraba ante un caso que lo excedía, por lo cual el medio germano decidió compartir la información con el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación, el mayor equipo de periodistas del mundo, que nuclea a reporteros de más de 65 países provenientes de al menos 107 empresas de noticias. Con el apoyo de una estructura semejante, en un año se colectaron más de 11 millones de documentos de sociedades registradas en paraísos fiscales, un trabajo absolutamente inédito en la historia del periodismo.

CLAVES PARA ENTENDER POR QUÉ EL MUNDO ESTÁ EN VILO

En las primeras horas de difusión se conocieron apenas algunos de los miles de secretos que #PanamáPapers develará. Entre ellos, podemos mencionar los siguientes:

Vladimir Putin habría desviado más de 2.000 millones de dólares a sociedades offshore

– Moscú hierve, y Vladimir Putin quedó al descubierto. #PanamáPapers demuestra cómo bancos, compañías y personas cercanas al presidente ruso colocaron 2.000 millones de dólares en empresas-pantalla. El Kremlin acusó al Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) de lanzar un falaz “ataque informativo” y de “trabajar para la CIA”, aunque no pudo refutar la veracidad de los documentos presentados.

– China e Inglaterra podrían entrar en una fuerte crisis, dado que los documentos revelan que el líder del régimen comunista Xi Jinping y el premier británico David Cameron tienen familiares muy cercanos involucrados en extrañas sociedades “offshore”, y existen fuertes indicios que podrían ser sus testaferros. En China los casos de corrupción grave implican la condena a muerte de los culpables, mientras que en Inglaterra se podría iniciar un proceso de destitución, ya que uno de los firmantes en las sociedades fantasmas es ni más ni menos que el padre de Cameron.

– Otros líderes que aparecen son el presidente de Ucrania, Petro Poroshenko; el rey de Arabia Saudita, Salmán bin Abdulaziz; los hijos del presidente de Azerbaiyán; el primer ministro paquistaní, Nawaz Sharif; el primer ministro de Islandia, Sigmundur David Gunnlaugsson; y la infanta Pilar de Borbón, hermana del rey Juan Carlos de España.

– La Venezuela chavista es mencionada en 241.000 documentos, lo que implica que el volumen de negociados del régimen de Hugo Chávez podría ser realmente enorme.

– Quedó demostrado que más de 500 bancos, entidades subsidiarias y filiales han trabajado con Mossack Fonseca desde 1970 para ayudar a sus clientes a gestionar sociedades fantasma. HSBC y sus filales, por ejemplo, colaboró para constituir más de 2.300 sociedades “offshore”, y el número real podría ser mucho mayor si avanzan las investigaciones.

Lionel Messi, uno de los grandes involucrados, saluda en la foto a Shimon Peres de Israel.

– El mundo del fútbol está implicado a niveles impensados. Futbolistas como Lionel Messi, que junto con su padre armaron la sociedad “Mega Star Enterprises”, hasta ahora nunca declarada ni en España ni en Argentina, el ex presidente de la UEFA Michel Platini, o el miembro del Comité de Ética de la FIFA, Juan Pedro Damiani, quien también es presidente del club uruguayo Atlético Peñarol, aparecen en los #PanamáPapers. Asimismo surgen otros nombres de futbolistas reconocidos como Gabriel Heinze e Iván Zamorano, y se menciona también a 20 clubes de primer nivel, entre ellos Boca Jrs. de Argentina, Real Sociedad de España o Milán de Italia. De acuerdo a los informes previos, la trama en este sector afecta fundamentalmente a Argentina, Italia, España, Brasil, Holanda, Inglaterra, Uruguay, Turquía y Suecia.

– El circuito del cine también queda marcado. En principio, de los #PanamáPapers surgieron los primeros nombres, tan disímiles como significativos, como la estrella de artes marciales Jackie Chan, el director español de tendencia ultraizquierdista Pedro Almodovar, o el legendario actor hindú Amitabh Bachchan, considerado uno de los artistas más queridos en Bollywood, una de las mecas del cine asiático.

– En las nóminas aparecen 29 multimillonarios que integran la selecta lista de la revista Forbes, así como jefes de los cárteles de droga de México, y 33 operadores estadounidenses que trabajan en el mercado negro y están sospechados de venderles armas a tiranías como Corea del Norte o a organizaciones terroristas como ISIS.

Daniel Muñoz junto a Néstor Kirchner
Daniel Muñoz junto a Néstor Kirchner

– Varios funcionarios y empresarios ligados al kirchnerismo también aparecen vinculados a paraísos fiscales en los últimos años. Entre ellos destaca Daniel Muñoz, uno de los hombres más cercanos a Kirchner, que fue investigado hace tres años en una causa por supuesto lavado de dinero. De acuerdo a los papeles filtrados por Wikileaks y el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación, Muñoz participó en una sociedad de las islas Vírgenes Británicas a partir de 2013, cuando ya se había retirado de la función pública. Junto a su esposa, Carolina Pochetti, se hicieron accionistas de la compañía fantasma Gold Black Limited, dirigida por el empresario argentino Sergio Todisco. Éste declaró al diario La Nación que su función era “administrativa” y “figurativa” y aseguró haber aceptado el cargo directivo su “amistad” con el ex secretario presidencial. En total, en los #PanamáPapers aparecen 570 argentinos, una cifra notable.

MAURICIO MACRI: UNO DE LOS GRANDES INVOLUCRADOS

Pero uno de los puntos salientes de los #PanamáPapers es el que involucra al presidente de nuestro país, Mauricio Macri. Ningún diario del mundo dejó de destacar en primerísimos planos que el mandatario es uno de los nombres más fuertes que aparece en la investigación, con pruebas contundentes e irrebatibles.

Macri surge como Director de la sociedad “offshore” “Fleg Trading LTD”, constituída por su padre Franco y su hermano Mariano en las Islas Bahamas, cuya capital es la trístemente célebre ciudad de Nassau, que supo albergar a los piratas más sanguinarios de todos los tiempos. El presidente fue nombrado en dicho cargo en 1998, y la sociedad recién se disolvió en 2008.

Durante el transcurso del domingo el gobierno nacional emitió un breve comunicado en el que negaba que el primer mandatario haya sido “accionista” de la empresa fantasma, y aseveró que no había nada “ilegal” en el proceder de la familia presidencial. A primera hora de la mañana los nervios se apoderaron de los ministros cuando observaron que el escándalo no paraba de crecer, y la dirigente del PRO y actual titular de la Oficina Anticorrupción, Laura Alonso, eligió usar su cuenta en Twitter para emitir una desangelada defensa de su jefe político, a pesar de que en el pasado fue una de las grandes enemigas de las sociedades “offshore” que tendría la familia Kirchner. Por sus palabras, los diputados del Frente Renovador de Sergio Massa ya pidieron la renuncia de Alonso. Graciela Camaño, legisladora de ese sector, declaró por Radio 10: “La actitud de Alonso es un espanto. Eso habla a las claras de que cuando Macri la nombró, buscaba autoprotegerse”.

En horas del mediodía fue el turno de la vicepresidente Gabriela Michetti, que en un reportaje en Telefe balbuceó una defensa donde alegó que la sociedad “se hizo con plata del papá” del presidente. Nada de esto sirvió, y por primera vez la estrategia comunicacional de Marcos Peña, jefe de Gabinete, se vio directamente desbordada. No había ni mensaje de Twitter, ni video de Facebook ni granjas de cuentas falsas que alcanzasen para contener la situación.

Macri decidió salir a hablar por la tarde, pero prefirió no tomar riesgos y le dio un reportaje a la televisión cordobesa, más concretamente al programa político “Voz y Voto”, que pertenece al Canal C, propiedad de la Voz del Interior, medio del que a su vez es dueño el Grupo Clarín. En una entrevista breve, y utilizando un discurso ensayado, el presidente dijo: “Fue en el año 1998. La sociedad dejó de operar en 2008 porque no hizo la inversión. Está todo perfecto, no hay nada extraño. Fue declarada ante la DGI argentina”. Sin embargo, luego agregó en forma inexplicable: “Hay otros que usan paraísos fiscales para esconder dinero logrado de forma malhabida”. Queda, por supuesto, la duda acerca de si el presidente los ha utilizado, ya que parece estar muy informado sobre el tema, más allá de que efectivamente es un hábil operador en Bahamas.

Luego, Franco Macri emitió un comunicado en el que intentó defender a su hijo. El empresario, socio estratégico de China en Latinoamérica, dijo: “La sociedad denominada Fleg Trading Ltd. registrada en jurisdicción de Bahamas era de mi propiedad y fue debidamente declarada ante las autoridades competentes, en especial frente a las autoridades fiscales en la República Argentina. Mi hijo sólo fue director circunstancial, designado en el marco de la confianza que exigía la dinámica de los negocios del grupo familiar en aquella época. Como su designación como director fue una mera formalidad, tampoco percibió sumas de dinero por ocupar tal posición. Constituí esta sociedad como holding para participar en otras entidades no financieras para el desarrollo de diversos emprendimientos privados, particularmente dentro de Brasil, dentro de mi estrategia comercial internacional de aquella época. Ante la falta de concreción de negocios para los cuales fue constituida e inactiva por más de cinco años, la sociedad fue disuelta”.

¿ES CREÍBLE LA DEFENSA DEL PRESIDENTE MACRI?

Por ahora, ninguna de estas palabras resolvió el conflicto. Natalia Volosin, integrante de la Unidad de Recupero de Activos del Ministerio Público Fiscal, afirmó en InfobaeTV que “aunque Macri sea sólo director de la sociedad debió declararla”, y pidió a la Justicia que investigue y al gobierno que muestre toda los papeles de Fleg Trading. “Suponiendo que sea cierto que sólo era director y que la sociedad se disolvió en 2009 como dice Presidencia, es discutible si debió presentarla tanto ante la AFIP como a la Oficina Anticorrupción (OA) cuando fue jefe de Gobierno, pero no hay dudas de que debió hacerlo ante la OA como diputado nacional entre 2005 y 2007″, explicó.

En cuanto al tipo penal en el que podrían incurrir los mencionados en el #PanamáPapers, Volosin mencionó tres: omisión maliciosa que puede ser un delito; evasión fiscal o directamente lavado de activos.

Silvia Martínez, ex Directora de la Inspección General de Justicia y actual abogada querellante en las causas Hotesur y Los Sauces, que involucran a la familia Kirchner, también salió a cuestionar a Macri. Concretamente, la Dra. Martínez advirtió en primer término que “Las empresas offshore en cualquier parte del mundo no son utilizadas para fines lícitos”, e indicó que en su papel de Director, Mauricio Macri tuvo una responsabilidad altísima, puesto que “la ejecución y administración corre por su cuenta. Los accionistas no pueden aparecer, entonces son los directores los que administran la empresa”.

La diputada Elisa Carrió había manifestado en horas de la tarde que quería ver las pruebas con las que contaba el presidente para respaldar sus dichos. Luego informó que Marcos Peña le hizo llegar documentación, y en declaraciones al noticiero Telenoche de Canal 13 (Grupo Clarín), sostuvo que creía en la “inocencia” de Mauricio Macri, alegando que la sociedad offshore Fleg Trading LTD le pertenece a Franco Macri, y que su hijo “puede tener esta confusión por estar dentro del directorio”. Así, la diputada concluyó que el “confundido” presidente Macri no tenía que declarar esta sociedad, algo que otros especialistas ya han refutado. Carrió no se expidió sobre otras sociedades que aparecieron en las últimas horas, y que informamos más adelante de esta misma nota.

El periodista Jorge Lanata, quien fue uno de los primeros en hablar en la televisión argentina sobre los negociados del kirchnerismo a través de paraísos fiscales y cuentas offshore en Panamá, dijo en Radio Mitre: “No me importa si Macri tenía o no una empresa en un paraíso fiscal y era director o dueño, lo que me importa es que la tenía, y que la tuviera está mal. Hay que preguntarse por qué uno tiene una empresa en un paraíso fiscal, y la única razón es para evadir. Para evadir los impuestos en el propio país o en el país donde esa empresa se radique”.

 Lanata también aportó una sintomática conexión entre el accionar kirchnerista y el macrista: “Mossack Fonseca armó Aldyne, que es una de las empresas madre de la”Ruta del dinero K”. Armó Helvetic y un montón de empresas. Cuando Elaskar me cuenta que habían armado una serie de empresas para lavar esa cantidad de millones de euros, muchas de ellas se armaron en Mossack Fonseca. Quien iba a armarlas era el ex esposo de Iliana Calabró, Rossi, y el vínculo entre Mossack Fonseca y la Rosadita era muy cercano. Causa gracia y hasta una mezcla de ternura e indignación, escuchar a los kirchneristas siguiendo este razonamiento: ‘Si Macri tiene una cuenta offshore en el exterior, Cristina es inocente´”.

EL PROBLEMA BOCA JRS. Y LA MISTERIOSA KAGEMUSHA S.A.

Pero los problemas para Mauricio Macri no terminan sólo en Fleg Trading LTD. En las próximas horas se espera que salgan a la luz los negociados que involucran al Club Boca Jrs, y que podrían abarcar precisamente el período de tiempo en el cual el mismo Macri encabezó la institución.

A su vez, en la noche del lunes se conoció la existencia de otra sociedad offshore en la que nuevamente aparece el primer mandatario como Director: Kagemusha S.A. La entidad fue fundada el 11 de mayo de 1981 en Panamá, y aún sigue activa, aunque se desconoce a qué rubro se dedica.

De acuerdo al Diario Perfil, “en su directorio figuran también Franco Macri (aunque con el nombre de “Francisco”), como director y presidente; y su hijo Gianfranco, hermano del actual mandatario argentino, como director y secretario”. Lo más alarmante es que Kagemusha, al igual que Fleg Trading, no aparecen en las declaraciones juradas de Mauricio Macri.

El escándalo crece hora a hora, y ya son decenas los diputados que piden que Macri se presente ante el Congreso Nacional a rendir explicaciones, una actitud que lo diferenciaría de su predecesora, Cristina Kirchner. Sin embargo, por ahora, el líder de “Cambiemos” mantiene la misma línea del kirchnerismo: hablar con periodistas amigos, y no someterse a ninguna pregunta incómoda. Resta ver si esta postura dará resultado o si sólo empeorará las cosas.

(Artículo actualizado a las 0:09 hs del miércoles 5 de abril)

1 Comentario

Dejar una respuesta